Coronavirus

En Lleida: suspenden a empresa por mantener en actividad a infectados

En la empresa tenían conocimiento de los casos.
miércoles, 5 de agosto de 2020 · 02:45

La Generalitat de Cataluña suspendió por completo la actividad de una empresa de Lleida, luego de que la Inspección de Trabajo confirmara que 19 personas infectadas de coronavirus continuaban laborando. Tanto los trabajadores como la empresa, conocían el estado de salud en el que estaban. 

Desde que aumentó la transmisión de coronavirus en Lleida, donde se detectó uno de los focos más dramáticos en Segrià hace más de un mes, la Generalitat intensificó el control de medidas preventivas en el entorno laboral. Precisamente el origen del foco de contagios en el Segrià fueron las empresas hortofrutícolas, que concentraban la gran mayoría de las infecciones entre los trabajadores temporeros.

El rubro de hortofructícolas es uno de los más expuestos a contagios.

Dentro de las medidas sanitarias de inspección del gobierno catalán, los servicios de vigilancia epidemiológica visitaron una empresa en el Baix Segrià y solicitaron realizar pruebas PCR a todos los trabajadores de allí. Este antecedente cercano de inspección del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) en las instalaciones de la empresa, se remonta al 23 de julio.

Pero se encontraron con mala predisposicón de los administradores de la empresa: se opusieron a que se realizaran las pruebas PCR a los empleados. Finalmente aceptaron, siempre que los trabajadores aceptaran voluntariamente. Tan solo 90 trabajadores, de 190 en actividad, se hicieron la prueba. El 42% dieron positivo y se les habría tramitado la baja laboral correspondiente por estar infectados.

Hospital de campaña en Lleida.

Una semana después de esta primera visita con resistencias, Salud Pública insistió y envió a la empresa otro requerimiento para finalizar la toma de muestras incompleta. La cita prevista para el 31 de julio se anticipó, por la posibilidad de que estuviesen trabajando alguno de los empleados que habían dado positivo, y se presentaron inesperadamente en las instalaciones de la compañía el día 30, un día antes. Allí detectaron los 19 positivos, que continuaban trabajando, por los cuales el gobierno de Torra decide suspender la empresa.

“Ante la gravedad de los hechos, Salud Pública ha emitido una resolución suspendiendo su actividad”, confirmaron desde el Departamento de Salud. 

 

Los grupos de temporeros de empresas hortofructíferas están muy vulnerables al virus por su situación socioeconómica y la falta de recursos para garantizar un seguro aislamiento en sus viviendas. Por su lado, el Departamento de Salud de la Generalitat mantiene bajo estricta reserva el tipo de empresa, así como su nombre, de la compañía que violó la ley y cometió la irregularidad.

Si bien la incidencia promedio se redujo considerablemente a la mitad en el Segrià en las últimas semanas, el riesgo de rebrotes sigue siendo elevado. Se reportaron más de 500 casos la semana pasada: la tasa promedio de incidencia en la zona es de 234 por 100.000 habitantes, un 51% más alta que el número medio catalan.

Otras Noticias