Trabajo

Nueva normalidad: las grandes empresas compraron hasta 16 millones de mascarillas

Las principales medidas en materia de inversión y de protocolos.
lunes, 31 de agosto de 2020 · 05:30

La gran mayoría de las empresas crearon protocolos más o menos detallados de seguridad para volver al trabajo y suelen coincidir en algunos elementos comunes. Es casi unánime la disposición de entradas y salidas escalonadas del personal, para evitar las aglomeraciones o concentraciones de empleados. 

La mascarilla es obligatoria en todo momento, excepto cuando el trabajador está frente a su computadora y no está rodeado de un compañero a menos de un metro y medio. Sobre el material higiénico, Correos da cuenta del despliegue: repartieron 16 millones de guantes, 6,3 millones de mascarillas, 97.000 litros de gel, 7.600 mamparas y más de 2.000 pantallas faciales.

Las desinfecciones cada día serán claves.

En los accesos fueron suprimidos por completo los sistemas que incluyen el contacto: aquellos sistemas por huellas digitales, por ejemplo, se modificaron por aplicaciones móviles. La toma de temperatura antes de ingresar a la actividad laboral divide más, ya que no es obligatoria, pero fue muy utilizada.

Muchas empresas también tuvieron que hacer reformas estructurales para asegurar la separación necesaria de seguridad entre puesto y puesto. Precisamente en este punto, entra la inversión en mamparas de metacrilato. Restringir las reuniones de trabajo es otra medida necesaria; de ocurrir la reunión, debe ser en grupos muy reducidos.

Las oficinas deben modificar sus rutinas de trabajo.

Pero en el país difícilmente todas las empresas puedan hacer inversiones de estas características. “Las pymes han vuelto de una manera más firme al trabajo presencial ya desde antes del verano, aplicando las medidas de protección imprescindibles, pero de una manera más informal, es decir, con menos manuales y protocolos”, reconoce Cristina Hebrero, de la consultora KPMG.

“Las grandes empresas ya dejaron preparados sus planes de retorno a la oficina antes del verano y apostarán por modelos híbridos de trabajo presencial-remoto”, cuenta.

BBVA anunció la reducción de su personal.

En El Corte Inglés, cuentan cómo será su retorno: “Se han diseñado equipos pequeños que se combinan con los que están teletrabajando”. Esperan una actualización en los protocolos, a la vez que los trabajadores de la sede central cambiaron su horario y, cuando deben comer, abandonan su puesto para terminar el trabajo en su hogar. 

En BBVA un equipo ensayó una prueba de funcionamiento de un modelo híbrido presencial y remoto para comenzar oficialmente a partir del 14 de septiembre. Si bien estaba encaminada, la evolución negativa de la pandemia llenó de interrogantes sobre la nueva modalidad laboral tanto al banco como al resto de las empresas. 

Otras Noticias