Tras los sonados casos de corrupción

"Con profundo sentimiento, pero gran serenidad": Juan Carlos I abandona España

Lo ha comunicado en una misiva a su hijo Felipe.
lunes, 3 de agosto de 2020 · 17:16

Juan Carlos I ha tomado una drástica decisión tras los fuertes escándalos de corrupción de las últimas semanas que lo involucran, y por los que estaba recibiendo innumerables presiones desde el Gobierno. 

El caso más importante en el que está envuelto el Rey Emérito es haber cobrado unos 65 millones de euros, de Arabia Saudí, como comisión por la adjudicación del AVE a La Meca a un consorcio de empresas españolas; dinero que después transfirió a una cuenta de su amiga Corinna en el paraíso fiscal de las Bahamas, quien aseguró:

“Me traspasó el dinero como un regalo de gratitud y amor y con el fin de garantizar mi futuro y el de mis hijos".

Rey Juan Carlos I de España y el rey de Arabia Saudí, con el que siempre mantuvo una muy buena relación.

Tras darse a conocer este escándalo, el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias estuvo presionando para que el exmonarca dejara de vivir en la residencia oficial de la Zarzuela y que se le retirara el título de Rey.

El objetivo es alejar su figura de la familia real, para no manchar más la institución. De hecho, el propio Felipe adoptó el pasado mes de marzo una serie de medidas inéditas: retiró a su padre la asignación anual de los Presupuestos Generales de la Casa Real y renunció a la herencia de todos los fondos que no fueran transparentes. 

Juan Carlos I vivió en la residencia oficial de la Zarzuela 48 años de su vida.

Por todos estos motivos, el antiguo Rey ha comunicado en una carta a su hijo Felipe su determinación de abandonar el país, una decisión que afirma ha tomado con profundo sentimiento, pero con gran serenidad.

“Guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”. 

Además, afirma que ha sido Rey de España durante casi cuarenta años y que, durante todos ellos, siempre ha querido lo mejor para España y la Corona. Recordemos que un año atrás, el exsoberano ya había tomado la determinación de alejarse de toda actividad pública.

En el año 2014, el Rey abdicó a favor de su hijo Felipe, tras la sonada polémica de la fotografía cazando elefantes en Botsuana. 

Juan Carlos I ha tomado una resolución que cambiará toda su vida, ya que no solo abandona la Zarzuela, su residencia desde 1962, sino el país donde han crecido sus hijos y del que ha sido monarca la mitad de su vida.

El Rey Felipe ha tratado de traer tranquilidad y ha querido remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia.

Otras Noticias