Fallo del Tribunal Supremo

Otegi pedirá indemnización al Estado

Fortalecido tras la anulación de su condena, el coordinador de EH Bildu denuncia y contraataca.
domingo, 2 de agosto de 2020 · 09:37

La anulación de la sentencia del caso Bateragune, supuso para Arnaldo Otegi una “victoria jurídica” pero también una “victoria política”. Y ha celebrado esta victoria en una rueda de prensa en San Sebastián, donde se pronunció sobre la resolución del Tribunal Supremo. 

Tanto Otegi como los otros cinco dirigentes de la izquierda abertzale que habían sido condenados, exigirán una indemnización al Estado, luego de la anulación. Previamente, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) también se había expedido contra esa sentencia. 

Otegi en la rueda de prensa

El fallo del TEDH había considerado que el tribunal que juzgó al ex portavoz de Batasuna había sido “imparcial” y que constituía una vulneración de los derechos. Estas sentencias del Tribunal de Estrasburgo son de carácter jurídico obligatorio, pero los tribunales de cada Estado definen cómo las aplican. 

El coordinador general de EH Bildu expresó en la conferencia de prensa que el caso había sido “una operación política urdida por las cloacas del Estado”, al que emplazó a definir cuándo “va a hacer una apuesta por las vías pacíficas y democráticas”. Luego de este fallo, los cinco dirigentes están habilitados para ser candidatos y ocupar cargos públicos. 

Otegi se pronuncia sobre el fallo del Tribunal Supremo

Para el dirigente abertzale todo se trató de una urdimbre que tenía como objetivo "destruir el proyecto de la izquierda independentista", y bloquear las estrategias de la fuerza vasca para abandonar la lucha armada y plantear una vía política. 

Destacó que EH Bildu tiene un crecimiento sostenido y es “la primera fuerza municipalista en Euskadi”, añadiendo que los cinco dirigentes condenados habían pagado un precio muy duro. "Hicimos lo que teníamos que hacer, era el precio que había que pagar".

Otegi, Rafa Díez y Miren Zabaleta

El líder de Bildu brindó la rueda ante la prensa acompañado por Rafa Díez y Miren Zabaleta, quienes junto a Arkaitz Rodríguez Torres, Sonia Jacinto García, y al propio líder abertzale habían sido condenados en 2012 con penas de seis años de prisión por pertenecer a una organización terrorista. 

Durante esta comparecencia, el abogado de los dirigentes, Iñigo Iruin, anunció que van a reclamar "la responsabilidad patrimonial del Estado por los evidentes perjuicios causados por la administración de justicia". Y pedirán una indemnización por el “error judicial” para el político vasco.