La Casa Real en la mira

El Ático del Rey en Londres: más problemas para Juan Carlos

El rey emérito parece dispuesto a coleccionar escándalos y ahora lo complica un ático de lujo.
sábado, 1 de agosto de 2020 · 15:23

Mientras es investigado por la justicia suiza y española por sus dos sociedades offshore, Juan Carlos I ve abrirse un nuevo frente de tormenta judicial. Esta vez la polémica gira alrededor de un lujoso ático londinense. 

En 2014, dos semanas después de abdicar, el rey emerito recibió como regalo del Sultanato de Omán un ático tasado en 62 millones de euros, ubicado en la capital británica. Estaba previsto que esta vivienda sea la residencia del Borbón, luego dejar su cargo como jefe del Estado.

Juan Carlos I con el Sultán de Omán en 2014

El sultán Qaboos Bin Said había recibido dos meses antes de la abdicación al entonces Rey Juan Carlos I en visita oficial, donde se firmaron acuerdos de cooperación económica. Pero las sospechas de corrupción radican en la venta del inmueble londinense. 

Al parecer al padre de Felipe VI no le gustó el regalo. En 2016 se quejó porque Omán no pagaba los gastos de comunidad e indicó que prefería venderlo. La operación se concretó pero en el medio se habrían “esfumado” 20 millones de euros.

 

El rey emerito y el Sultán se hicieron intimos amigos

Quien fuera el rey de España desde el 22 de noviembre de 1975 hasta el 19 de junio de 2014, hizo la reventa del ático de lujo  a una sociedad offshore de las Islas Vírgenes Británicas, en una transacción de 42 millones de euros. Exactamente 20 millones menos que el valor de la propiedad. 

Para no aparecer en documentos, el monarca convenció al sultán de Omán para que apareciera en el título de propiedad de la casa un inversor árabe, el millonario Mohamed el Husseiny, que pensaba casarse en Madrid. Con Juan Carlos I como padrino. 

El rey emerito y Corinna Larsen

La empresaria Corinna Larsen, que metió en más de un aprieto al heredero de la dinastía histórica de Borbón, había mencionado al “piso en Londres” y a una “venta secreta” en las grabaciones realizadas en 2015 por el comisario Villarrejo. 

El nombre de Corinna Larsen empezó a hacerse porpular cuando se conoció que acompañaba al rey Juan Carlos I en sus viajes privados y oficiales, después del escándalo por el famoso viaje a Botsuana en el que él se fracturó la cadera. 

Otras Noticias