Gobierno

Moncloa muestra preocupación por los pronunciamientos de militares retirados

Los miembros de la coalición cierran filas para rechazar las expresiones de los ex mandos.
martes, 8 de diciembre de 2020 · 10:02

El Gobierno de Pedro Sánchez ha dado a conocer su preocupación ante las reiteradas proclamas de ex miembros de las Fuerzas Armadas, que descalificaban al Ejecutivo y daban a entender una voluntad de ruptura del orden institucional. 

Lo que parecía ser un hecho aislado, una carta dirigida al Rey, se ha convertido con el encadenamiento de episodios similares -los chats entre ex altos mandos y un manifiesto firmado por más de 400 militares retirados- en una crisis política de relevancia para la coalición gobernante

Preocupación en Moncloa por las proclamas de militares retirados.

Así lo han dejado trascender fuentes de Moncloa al periódico La Vanguardia, trasladando su malestar y su alerta ante el ambiente de “crispación y polarización” que ha resaltado esta polémica por las frases vergonzantes de los veteranos del Ejército. 

Cuando las derechas y sus brazos mediáticos juegan con las barba­ridades anticonstitucionales que juegan, pasa esto.

Los miembros de la cúpula del Gobierno han advertido en los pronunciamientos militares - junto al silencio de los partidos de derecha y de un sector del periodismo- un intento de desestabilización, en el que incluso simpatizantes del franquismo se dan el lujo de decir defender a la democracia. 

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos,  es uno de los nombres propios del Ejecutivo que ha realizado declaraciones públicas respecto al conflicto producido por los controversiales comunicados castrenses. 

Dada la gravedad que suscita, no se puede frivolizar, no se puede entender como una astracanada, una ocurrencia de gente ociosa.

Entrevistado en TVE, el miembro del Gabinete de Sánchez ha considerado que las amenazas, improperios e insinuaciones presentes en los documentos de los ex militares, constituyen un incidente que “merece una investigación y es susceptible de un reproche jurídico más allá de que no estén en activo”.