Economía

La Comisión Europea pide reformas a España

Bruselas pone la mira en el mercado laboral y en las pensiones.
lunes, 7 de diciembre de 2020 · 10:02

Los técnicos de la CE han puesto el foco en el plan de recuperación económica español advirtiendo sobre los desequilibrios estructurales que perciben específicamente en tres asignaturas: pensiones, laboral y unidad de mercado. 

Según ha desarrollado este lunes el diario El País, Bruselas aprovecharía el proceso de transferencia de los fondos para la reactivación como una instancia para que se dé cumplimiento a sus recomendaciones sobre estos ámbitos. 

Los técnicos de CE han puesto el foco en el Plan de recuperación.

Todo hace suponer que se escucharán estos consejos. En los montos de estas ayudas comunitarias para estimular el maltrecho tejido productivo español radica la suerte de la Legislatura de Sánchez e Iglesias: se recibirán 140 mil millones de euros. 

La Comisión Europea ha subrayado en varias oportunidades sus dudas sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones que rige en España, instando a que se encuentren herramientas para poder garantizar ese gasto sin aumento de la deuda. 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Jose Luis Escrivá.

España tiene un problema de sostenibilidad de las pensiones y del mercado laboral.

Según El País, tanto desde Moncloa como en el Ejecutivo europeo han asumido que los cambios estructurales estarán vinculados con la inyección de fondos, y que parte de ellos será utilizado para costear estos ajustes. 

La minsitra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La Ley de Unidad de Mercado también ha sido señalada por los funcionarios comunitarios con el objetivo de que se le realicen retoques en función de corregir la fragmentación de la regulación autonómica. Una tarea que el Gobierno deberá llevar a cabo con extrema pericia y delicadeza para no generar malestar en los partidos nacionalistas. 

En lo referente al mercado laboral, aparecen planteos recurrentes de parte de la Comisión, que giran alrededor de medidas sugeridas para España desde hace tiempo, promoviendo contratos indefinidos y flexibilización, lo que conlleva un dilema político gravitante para los socialistas y podemitas que marcan el rumbo del Gobierno.