Polémica

Vargas Llosa carga contra la Ley Celaá

El escritor lanza críticas al Gobierno de Pedro Sánchez.
domingo, 6 de diciembre de 2020 · 14:00

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha emitido severas críticas hacia el Gobierno, acusándolo de cambiar apoyos a los Presupuestos Generales del Estado "a condición de que el español pase a ser una lengua oculta". 

El polémico escritor, en el que suelen contrastar la excelencia literaria con opiniones políticas apoyadas en los lugares comunes del conservadurismo, ha ejercido en el Día de la Constitución como portavoz de ocho plataformas que se presentan en defensa del castellano. 

Vargas Llosa habla del tema en su columna en El País.

El español, idioma universal, está hoy disminuido, silenciado, preterido ante lenguas locales que hablan minorías. La campaña contra el español en la tierra donde nació Cervantes sigue en marcha. 

A través de un video en You Tube, y de su columna en el diario El País, el literato peruano ha vuelto a poner su excelsa expresión al servicio de las ideas más rancias y bastas, articuladas contra las políticas lingüísticas que se desarrollan en los variopintos territorios españoles. 

Encabezando la iniciativa de Libres e Iguales, Consenso y Regeneración, Fundación Joan Boscà, La España Cívica, La España que Reúne, Sociedad Civil Ahora, Societat Civil Catalana, y Transforma España, Vargas Llosa ha cargado contra el Gobierno por negociar con los nacionalistas "una especie de conjura para impedir que el español se haga presente”. 

"Se elimina la condición vehicular de la lengua española que está determinada por la propia Constitución. ¿Cuál es la razón por la que el español ha pasado a ser una lengua oculta o clandestina?". 

Cayetana Álvarez de Toledo  forma parte de Libres e Iguales.

En una alocución denominada  "Mario Vargas Llosa con la Constitución y los derechos lingüísticos de todos los españoles", ha lamentado que el Ejecutivo incurra en “maniobras” que utilizan derechos ciudadanos "como moneda que pague una determinada mayoría parlamentaria".

Las respuestas al pronunciamiento del afamado escritor no se han hecho esperar. Algunas de ellas han desbordado la temática de la pluralidad de las lenguas, y, cuestionando la postura de ejemplaridad que esgrime el Premio Nobel, recuerdan que el Fisco le reclama una deuda de 2,1 millones de euros.