Caso Kitchen

Martínez solicita que se investigue el móvil que tenía Fernández Díaz cuando era ministro del PP

El exsecretario también está bajo sospecha de otros espionajes.
lunes, 28 de diciembre de 2020 · 19:15

El caso Kitchen que involucra al Partido Popular por el espionaje a su extesorero, Luis Bárcenas, continúa teniendo avances en las diligencias del juez Castellón. Pero esta vez, uno de los acusados y testigos clave, realizó un pedido ante la Audiencia Nacional.

Francisco Martínez solicitó que se investiguen las llamadas y mensajes del teléfono del exministro del PP, Jorge Fernández Díaz, para recolectar la información incriminatoria mientras estaba en el Gobierno de Rajoy. Pero a su vez, una nueva declaración complica al segundo de Interior.

Martínez pretende incriminar a su exjefe del PP para que las diligencias clarifiquen su rol.

El exsecretario de la sede de Génova se ha negado a ofrecer su teléfono cuando fue requerido. Pero ahora, pretende que el juez Castellón rastree el dispositivo que poseía su jefe, quien todavía niega la propia Kitchen. Martínez asegura que entre los mensajes del teléfono, está la orden de la operación.

El País accedió al escrito presentado por el exnúmero 2 de Interior, y también precisa que el excomisario García Castaño involucró al Gobierno del PP en más operaciones al mando del ministerio de Fernández Díaz. La hipótesis de las operaciones contra Pablo Iglesias y otros opositores pueden volver sobre el horizonte.

El comisario admitió la posibilidad de mayores investigaciones entre la sede de Génova, DAO y Villarejo.

Se compró un ordenador para llevarlo al despacho de Martínez. No solo era para el tema de Bárcenas, sino para otras cosas.

El ministerio de los populares tendría una red de espionaje junto a Villarejo, pero la palabra del ministro Fernández Díaz sigue siendo importante. Martínez precisa que entre julio y octubre de 2013 se enviaron los mensajes que dan cuenta de Kitchen, pero pide que no se sigan las instrucciones de su exjefe.

A menos de dos meses del juicio, el expresidente Rajoy no sería citado por la Fiscalía.

Existen notables irregularidades y una alta probabilidad de manipulación.

Como repasa El País, el exministro del PP puso en duda las diligencias. Martínez también lo hace, pero con otro sentido: el teléfono investigado debe ser el utilizado mientras era ministro, y no otro (como entregó Fernández Díaz con su tarjeta SIM). Los plazos se agotan: el gran juicio será el 8 de febrero.