Política exterior

La Xunta de Galicia manifiesta su descontento por las cuotas pesqueras para el Reino Unido

La Administración de Feijóo advierte las pérdidas económicas.
sábado, 26 de diciembre de 2020 · 07:00

Luego de la salida comercial del Reino Unido tras el Brexit con la Unión Europea, los gobiernos regionales ponen bajo la mira algunos acuerdos que no son potencialmente beneficiosos. Este es el caso de la Xunta de Galicia con la actividad pesquera.

La autonomía de Núñez Feijóo manifestó su preocupación en un comunicado por la transferencia del “25% de las cuotas de pesca europea” tras el pacto sellado. El acuerdo tiene previsto reducir el acceso al territorio marítimo británico en el término de seis años.

La Xunta y el presidente Feijóo se expidieron en Twitter contra el pacto europeo.

Galicia no se va a conformar con compensaciones por este acuerdo y será contundente para recuperar los derechos de pesca perdidos en el acuerdo del Brexit

Europa Press replica este fuerte comunicado de la Xunta, en el cual expresa su descontento por uno de los puntos más polémicos del acuerdo de la UE y el Reino Unido. El acuerdo pesquero frenaba la resolución final, porque los británicos requerían, como mínimo, el 35% de las cuotas.

El presidente británico abandona la Política Pesquera Común en el plazo de seis años.

La resolución comercial fue menor, pero suficiente para el pedido del Gobierno de Boris Johnson. Las ganancias en materia pesquera totalizan 650 millones de euros cada año, según El Economista, y gran parte de la industria del sector de Galicia tiene su actividad en las aguas británicas.

La Voz de Galicia revela que, según los cálculos de algunos expertos, la autonomía de Feijóo perderá 530 millones de euros como resultado de esta cesión de los socios europeos. En el comunicado también se reprocha abandonar la Política Pesquera Común, que el Reino Unido ya no cumplirá.

La Xunta comparó esta concesión con el ingreso a la UE.

Esto demuestra que la pesca es nuevamente empleada como moneda de cambio

Como Europa Press resume, el Gobierno británico fue uno de los impulsores de este acuerdo que exigía limitar la actividad a los estados de la UE, en línea a políticas ambientales y de competencia. La Xunta espera conocer más detalles que los trascendidos este miércoles.