Pandemia

Ciudadanos solicita al Papa que extienda el Año Santo a 2022 por el riesgo de las concentraciones

Sin embargo, el PP de Santiago tiene previstos planes para la festividad.
sábado, 26 de diciembre de 2020 · 08:00

La mayoría de las actividades con amplias concentraciones se han suspendido por la pandemia en este 2020. A pocos días del nuevo año, que tiene previsto el emblemático Año Santo 2021, la formación Ciudadanos realizó una solicitud al Papa Francisco.

Luis Garicano escribió una carta para el Sumo Pontífice para que postergue la festividad de Santiago de Compostela para 2022, por el riesgo sanitario de las peregrinaciones. El Xacobeo es una tradición que reúne a miles de fieles en distintas fechas según el calendario.

Las obras en la Catedral comenzaron hace más de dos años con el fin de recibir al Papa.

Parece poco probable que estemos preparados para recibir a los fieles en esta coyuntura.

El eurodiputado del partido naranja expresó su preocupación al Papa por el último antecedente histórico del año 2010, que concentró más 250.000 cristianos. A pesar del requerimiento del dirigente que precisa La Voz de Galicia, el Arzobispado no frenó los preparativos.

Garicano y Feijóo mantuvieron reuniones para remitir una respuesta conjunta al Santo Padre.

Las obras de la histórica Catedral de Santiago continúan, pues así estaba programado su final para el 2021. El oficialismo gallego del Partido Popular también espera el Año Santo con mayores partidas presupuestarias para recibir al Sumo Pontífice.

La formación de Feijóo aprobó una resolución para reunir 30 millones de euros de parte de La Moncloa, en concepto de gastos para el flamante Xacobeo, según el medio antes citado. Desde Ciudadanos no se contempla avanzar en este punto, y solicitan al Santo Padre que reconsidere postergarlo.

Los populares solicitarán con su proposición no de ley mayores fondos para la Catedral.

Se ayudaría a los pequeños comerciantes y hosteleros que tanto han sufrido las consecuencias de la pandemia.

Los populares admitieron ayer, por medio del diputado Verea, que es “incierta” la celebración del Año Santo. En la misiva, Garicano recuerda al Papa el antecedente de la extensión de 1937 a 1938. La Xunta deberá respetar su decisión final, por la que desde la alcaldía de Santiago se mostraron comprensivos hace unos meses.