Pandemia

Salvador Illa pretende “registrar” a quienes no se vacunen para evitar futuros contagios

El titular de Sanidad respondió a los cuestionamientos de Madrid.
jueves, 24 de diciembre de 2020 · 15:32

El registro y obligatoriedad de las vacunas genera polémica en nuestro país y el resto del mundo. Desde el comienzo, Salvador Illa y otros líderes regionales expresaron que “no tolerarían” actitudes anticientíficas. El ministro de Sanidad se pronunció en este sentido.

Por un lado, aclaró que “no se establecerá un registro de vacunados”, aunque considera conveniente registrar a quienes se nieguen. Efe revela estas aclaraciones del funcionario socialista, a días de la llegada de las vacunas de Pfizer, que recibirá personalmente en Guadalajara (Castilla-La Mancha).

El ministro de Sanidad valora tener un registro de vacunación "estricto" como en otros países.

Este domingo comienza el plan de vacunación, y muchos líderes regionales mantienen dudas al respecto. La posibilidad de crear una cartilla ha tenido idas y venidas en Sanidad, mientras que en autonomías como Andalucía se considera crearla para acceder a eventos deportivos.

Esto no está decidido, ya lo veremos

El funcionario socialista también descartó la obligatoriedad.

Aunque Illa ahora no lo confirme, la ministra Montero (Hacienda) ha llegado a defenderlo luego de las críticas generadas por la Estrategia de vacunación frente a la COVID-19, que precisa El Diario Sur. En países de la región, como el Reino Unido, se creará el registro.

En Galicia, Feijóo tiene previsto multar a quien se niegue a vacunar, según su ley de salud autonómica. En línea a esto, el titular de Sanidad quiere tener un “programa de farmacovigilancia muy estricto”, que revele el alcance de la vacunación del Gobierno central.

Algunas autonomías como Galicia recibirán vacunas en dos días (primero 500 y luego 18.000).

Pero lejos de confirmar este punto, Illa apuntó a los primeros cuestionamientos (Madrid, Aragón y Galicia) por la promesa del Gobierno y la cantidad de vacunas que efectivamente se distribuirán. Defendió su acceso universal, de acuerdo a las prioridades científicas con los grupos vulnerables.

Quien quiera convertir una esperanza en un enfrentamiento político volverá a cometer un error