Caso Kitchen

El juez Castellón investiga los 50.000 euros pagados al chofer del extesorero del PP

Las diligencias apuntan al Ministerio de Interior.
jueves, 24 de diciembre de 2020 · 06:30

La investigación judicial por el caso Kitchen, por el espionaje al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, avanza ahora sobre los presuntos gastos del Ministerio de Interior que Fernández Díaz dirigía. Además, el principal protagonista de la trama perdió su defensa.

Manuel García-Castellón ha solicitado nueva documentación para establecer los gastos del Gobierno popular de Rajoy en el año 2013, en la operación del grupo de Villarejo, porque ya habría detectado irregularidades. Las sospechas giran en torno al chofer de Bárcenas, un infiltrado del PP para espiarlo.

Francisco Martínez (Interior) habría asignado las partidas de gastos sin justificarlo.

La causa que involucra a la sede de Génova tiene en el chofer Sergio Ríos, un testigo clave para revelar las actuaciones de Fernández Díaz y Francisco Martínez en Interior. Pero para investigar la cadena de pagos de la formación, el magistrado considera prioritaria la intermediación de Eugenio Pino, pues fue quien llegó hasta Villarejo.

En algunos casos, desde la Secretaria de Estado se libraban los fondos antes de comprobar la documentación que se remitía desde la Dirección Adjunta Operativa

Marlaska coincidió con el juez sobre los sospechosos fondos reservados de DAO que utilizó Interior en el último Gobierno popular.

La DAO no era imprescindible en el reparto de dinero del PP, pues el concepto no tenía relación con “operaciones policiales concretas”, según el magistrado. Por ello ordena requerir a Marlaska los archivos viejos de Interior. Justamente el actual ministro ha sospechado de los fondos reservados.

“Hacen referencia a hechos que pueden ser constitutivos de delito”, sostenía el socialista hace días. En el auto que precisa El País, Castellón señala que Pino estuvo involucrado en los 50.000 euros para el chofer Ríos. García Castaño, el famoso comisario de los mensajes con los populares, también está implicado.
 

Pino habría sido quien contrató a Villarejo y coordinó el manejo de fondos del PP para la operación contra Bárcenas.

Los fondos entregados a García Castaño no estaban vinculados a ninguna necesidad operativa concreta y el uso de estos fondos nunca fue justificado

Las diligencias del juez buscan esclarecer la ilegalidad de los fondos reservados, que mantenía la sede de Génova, para tipificar el delito por irregularidades. Por último, la situación judicial de Bárcenas se complica al retirarse su abogado por falta de pagos, según ABC.

Otras Noticias