Escándalo

La Fiscalía suiza eleva a 82 millones de euros los negocios de Juan Carlos I y Corinna Larsen

Según el fiscal Bertossa compartieron ingresos procedentes de Kuwait, Bahrein, Arabia Saudí, México y Marruecos.
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 14:50

La investigación que lleva adelante la Fiscalía suiza sobre las cuentas de Juan Carlos de Borbón, habría elevado a más de 82 millones de euros los negocios que tuvieron en común el Emérito y Corinna Larsen.

Según el fiscal Yves Bertossa, el ex monarca y su cercana amiga compartieron los ingresos de  sociedades, cuentas y fundaciones procedentes de Kuwait, Bahrein, Arabia Saudí, México y de unos terrenos en Marruecos.

El fiscal suizo Yves Bertossa.

Bertossa habría confirmado esta información de la causa contra el Borbón a la justicia española, que había enviado una comisión rogatoria hace más de un año, en un documento enviado al juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, al que tuvo acceso el periódico La Vanguardia.

Dicha documentación de la investigación que ahora está en manos del fiscal del Supremo Juan Ignacio Campos, elegido ayer como el número dos de la Fiscalía, sirvió en su momento para que Anticorrupción iniciara la investigación sobre los negocios del padre de Felipe VI.

El fiscal del Supremo Juan Ignacio Campos tiene ahora en sus manos la investigación.

Larsen habría cobrado directamente 4,1 millones de los fondos que fueron directamente a las cuentas de fundaciones vinculadas al Rey Emérito o  derivados por sus estructuras mercantiles a las cuentas bancarias de la empresaria alemana.

Larsen habría cobrado directamente 4,1 millones de euros por presuntos trabajos en Kuwait y los terrenos valorados en 1,6 millones de euros que habría donado el rey de Marruecos, así como varias transferencias desde las cuentas vinculadas a Don Juan Carlos.

Corinna habría cobrado los 4,1 millones provenientes de Kuwait.

Sobre los supuestos trabajos, Corinna habría definido sus funciones “como alguien que facilita los contactos entre personas, especialmente con miras al establecimiento de empresas en Oriente Medio”, pero en la investigación se asegura  que “esa transferencia se realizó varios días después de la visita de Juan Carlos I al emir de Kuwait”.

La Fiscalía suiza también contempla los 64,8 millones de euros procedentes de Arabia Saudí por la supuesta comisión de la construcción del AVE a La Meca y por la que el Rey Juan Carlos I cobró en 2008, es decir, cuando aún era jefe del Estado, y que terminó en una cuenta de Larsen en 2012.