Pandemia

Madrid compra dos millones de test rápidos tras la autorización de Sanidad para las farmacias

El consejero de Sanidad anticipó el alcance de las nuevas medidas.
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 05:00

En la Comunidad de Madrid, los contagios y la tasa de incidencia volvieron a ascender en la última semana. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, anticipó que se anunciarán nuevas medidas este viernes y refirió a los test de antígenos, una estrategia clave para su autonomía.

La líder madrileña anunció que comprará dos millones de test, mientras su vicepresidente Aguado logró un acuerdo con el Ministerio de Sanidad, para permitir su realización en farmacias. La Administración regional podrá avanzar en los distritos más afectados. A continuación, Europa Press replica la comparecencia de Ayuso.

El Gobierno de España ha aceptado la petición de la Comunidad de Madrid

El País remarca las declaraciones de Aguado (Ciudadanos). La venta al público de las pruebas rápidas, y la realización de las mismas en farmacias, generó un conflicto por casi tres semanas entre el Gobierno de Ayuso y Sanidad. Pero ahora los populares negarían al mismo medio la veracidad del acuerdo.

Concretamente, aquellos ayuntamientos de Madrid que tengan una incidencia acumulada entre 150 y 250 casos cada 100.000 habitantes (como Getafe y Majadahonda), podrán habilitar a sus farmacias para realizar las pruebas rápidas, tal como precisa ABC. 

La incidencia en aumento en la autonomía de Ayuso se traduce en su incidencia generalizada de 248 casos cada 100.000 habitantes. El reporte diario da cuenta del repunte de casos en Madrid, y la presidenta popular ya evalúa nuevas restricciones para anunciar este viernes.

El consejero de Madrid asistió a un evento del Hospital 12 de octubre. 

En esas zonas básicas que mantengan una incidencia acumulada por encima de la media de la Comunidad de Madrid tomaremos esas decisiones

El consejero de Sanidad explicó en su comparecencia del día que las medidas serán en cierto punto, “selectivas”, como sucedió al comienzo de la segunda ola de casos. Ayuso aseguró que los madrileños “no se relajaron”, pues puede que los casos en aumento, no reflejen lo ocurrido en el último cierre de 10 días.