Escándalo

IU y PCE piden la ampliación de la causa contra Juan Carlos I

La acusación popular atribuye al Rey Emérito y demás implicados hasta 13 delitos.
jueves, 17 de diciembre de 2020 · 13:21

Los partidos políticos PCE, Izquierda Unida y el Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas, que forman la acusación popular en la causa del Tribunal Supremo contra Juan Carlos I, han pedido hoy que se amplíen las investigaciones solicitadas inicialmente.

La acusación popular solicita que se considere como “investigados” al empresario amigo del Emérito, el mexicano Allen Sanginés-Krause y al teniente coronel del Ejército, Nicolás Murga, por el origen de los fondos usados por el ex monarca.

La acusación popular solicita que Allen Sanginés-Krause se considere "investigado". 

Así mismo solicitan que se envíen otras comisiones rogatorias internacionales, a Marruecos para saber quién adquirió una propiedad allí para Corinna Larsen, y a Kazajistán, para investigar los cinco millones de euros que habría recibido Don Juan Carlos desde dicho país. 

Esta ampliación de la causa supone la atribución al padre de Felipe VI y las demás personas que pudieran estar implicadas, de un total de trece delitos, dentro de los cuales se cuentan el blanqueo de capitales, el tráfico de influencias, el cohecho y la administración desleal.

Álvaro de Orleans, primo del Emérito, administró las fundaciones donde se recibieron los fondos.

En ese sentido, la causa se dirige en contra del Emérito, de su primo Álvaro de Orleans, quien administró las fundaciones que recibieron los fondos, del abogado suizo, Dante Canónica, del teniente coronel del ejército y supuesto testaferro del Borbón, Nicolás Murga, y de su amigo Allen Sanginés-Krause.

Esta misma acusación presentó una querella contra el antiguo Jefe del Estado en diciembre de 2018 por la supuesta comisión de 65 millones de euros que habría recibido de parte de Arabia Saudí por el contrato de construcción del AVE a La Meca, y por un regalo proveniente del Reino de Marruecos.

Desde la primera querella se han conocido más hechos que no quedan protegidos por la inmunidad del monarca.

Aunque inicialmente dicha querella contra el que fuera Rey de España se archivó, al presentarse un recurso, el caso queda pendiente de la resolución del tribunal sobre si prosigue o no, cuestión que se prevé que suceda en enero. 

La acusación popular de la causa contra el Borbón, que ya tiene un número de registro, ha realizado el depósito de la fianza para actuar. Los letrados que la conforman han expuesto que desde esa primera querella que se presentó, se conocieron nuevos hechos que no quedan protegidos por la inmunidad del monarca.