La Moncloa

Nadia Calviño descartó las reformas en Trabajo que impulsa Podemos

La ministra del PSOE explicó sus expectativas en lo laboral.
lunes, 14 de diciembre de 2020 · 03:00

Los sindicatos presionaron durante la última semana al Gobierno no solo por la derogación de la reforma laboral del PP de Mariano Rajoy, sino que también por el aumento del salario mínimo. La ministra Yolanda Díaz anticipó que lo considerará, pero Nadia Calviño descartó un plan.

La ministra de Asuntos Económicos del PSOE cree que el debate por el beneficio para los trabajadores debe ser “prudente”. La discusión por el congelamiento salarial fue desmentida por la titular de Trabajo, pero los ministros socialistas Escrivá y Calviño no tendrían intenciones de modificarlo.

La vicepresidenta tercera expresó su apoyo a la recuperación de las patronales.

Buena parte de nuestras medidas para apoyar a las empresas, en particular a las pymes y los autónomos, van orientadas a la contención de los costes 

La funcionaria socialista deslizó un mensaje acorde al bloque regional y las demandas patronales: pone el acento en la recuperación de las empresas. Los sectores defienden priorizar el empleo sin aumentos, aunque se anunciaron subas en 15 países europeos. 

Iglesias y Calviño mostraron públicamente su desacuerdo con el futuro de los desahucios.

Garamendi (CEOE) manifestó que “no es el momento” de avanzar con aumentos salariales, y su postura sería compartida por parte del PSOE. En Unidas Podemos acompañan la demanda de los trabajadores y marcan diferencias con Calviño, manifestadas en la reforma laboral, los PGE y desahucios. 

Es importante abstraerse de estas especulaciones que en muchos casos no responden a la realidad

La ministra no evaluaría un aumento considerable, de hasta 1.000 euros, como el requerido por los sindicatos.  

En la entrevista concedida a El Correo, la vicepresidenta tercera evitó referirse a Pablo iglesias y los desmarques en materia económica. La derogación de la reforma de Trabajo es un objetivo que la ministra frena desde hace meses por indicaciones de la UE, y propone en su lugar, otra reforma que actualice los parámetros laborales.

Los sindicatos establecieron recientemente el mes de enero como “plazo máximo” para derogar la reforma, pero desde el PSOE no tienen intenciones de avanzar. En cambio, Calviño opta por modificar y actualizar la normativa de empleo a distancia para adaptar la economía a la coyuntura actual.