Polémica

La ministra Montero justificó la armonización fiscal contra el Gobierno de Ayuso

La presidenta madrileña defendió la política de su autonomía.
lunes, 14 de diciembre de 2020 · 19:34

Este lunes, María Jesús Montero (Hacienda) se presentó en el Senado en una comparecencia que tuvo como principal foco la “armonización fiscal” propuesta en las enmiendas de los PGE. La ministra del PSOE expresó su opinión, y Díaz Ayuso le respondió.

Montero remarcó que la autonomía fiscal de las regiones “no es ilimitada”, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid definió la moción como un “perjuicio fiscal” para los ciudadanos. Los cálculos de su consejero de Hacienda señalan que los grupos familiares deberán abonar 2.000 euros adicionales. El Mundo precisa parte de la comparecencia de la ministra de Hacienda.

El portal Expansión reveló que el Gobierno de Ayuso realizó cuentas, y estima que la eliminación de la bonificación para las altas rentas madrileñas marcaría esa nueva suma impositiva. Pero el Ejecutivo insiste en una nueva regulación “igualitaria” para todas las autonomías.

En regiones como Cataluña y la Comunidad Valenciana, los impuestos a los patrimonios altos alcanzan hasta el 3%, mientras que en Madrid son nulos. En su comparecencia, la ministra de Hacienda prometió que bajaría los impuestos como reclama el PP, pero no en “el corto plazo”.

La presidenta de Madrid expresó su propuesta para bajar la fiscalidad, en la cita a El Mundo.

El Gobierno tiene una hoja de ruta para una reforma en profundidad.

Esta declaración de Montero, precisada por Europa Press, tiene como principal obstáculo el freno a las reformas indicado por la Unión Europea. Las subas impositivas, propuestas desde ERC contra el Gobierno madrileño, representan un aumento de recaudación que La Moncloa valoraría.

La ministra socialista admitió que el Gobierno puede realizar pocos ajustes por la coyuntura económica.

No contribuyen los territorios, lo hace la ciudadanía.

La ministra aclaró a la Administración de Ayuso que se trata de medidas “alejadas” de los cruces políticos entre regiones de distintos partidos. Sin embargo, el debate fiscal sigue dando lugar a cruces entre el PSOE y el PP en la Comunidad Valenciana, Andalucía y recientemente en Cantabria.