Corrupción

La Fiscalía solicita información sobre las cuentas relacionadas con Juan Carlos I a México y Londres

Las diligencias buscan el origen del dinero del Emérito y su amigo mexicano.
lunes, 14 de diciembre de 2020 · 11:04

En un nuevo episodio sobre las investigaciones contra el Rey Emérito, la Fiscalía y la Agencia Tributaria se han unido para trabajar en función de esclarecer el origen de los fondos de las cuentas vinculadas a él y a su amigo mexicano, Allen Sanginés-Krause.

El objetivo es contrastar el patrimonio evidenciado ahora por Don Juan Carlos gracias al pago que hiciera la semana pasada y que el Ministerio Fiscal ya investigaba como dinero opaco, y Hacienda, ahora, como no ha declarado en los años 2017 y 2018.

Juan Carlos I junto a su amigo  Allen Sanginés-Krause.

Por eso, el órgano fiscal ha enviado comisiones rogatorias a México y Reino Unido en las que ha pedido información sobre los movimientos bancarios del amigo empresario del Borbón, que supuestamente le habría otorgado los fondos para las famosas tarjetas opacas, ya que allí tiene establecidas sus bases de operación financiera .

Por otra parte, la verificación de Hacienda sobre si la declaración complementaria que presentó el ex monarca es veraz y completa no podrá retrasarse en esta ocasión, como ya ha pasado anteriormente.

La verificación de la declaración del ex monarca no se podrá postergar en esta ocasión.

Si las cantidades no concuerdan, alguna de las dos entidades que ahora le investigan, le notificarán al padre de Felipe VI una nueva investigación, en la que se le requerirá información contable adicional.

Como la Fiscalía sí había notificado a Juan Carlos I de las investigaciones, la información sobre las cuentas de Sanginés-Krause será fundamental y su testimonio marcará el futuro judicial del anterior Jefe del Estado, y seguramente el prestigio de la Casa Real.

El testimonio de Sanginés-Krause marcará el futuro judicial del ex monarca.

Por otra parte se ha conocido, que la Fiscalía Anticorrupción llevaba un año investigando el origen del dinero del Emérito y cuando se hizo pública la investigación, acababa de pedir una prórroga.

Según información publicada por El Periódico, el sponsor de Juan Carlos I, Sanginés-Krause, habría declarado como investigado por videoconferencia desde Londres, con la asistencia de un abogado británico.