Ayuntamiento

El Rastro de Madrid reabrió entre polémicas por su organización

La formación Más Madrid se sumó a los reclamos.
domingo, 22 de noviembre de 2020 · 19:39

Llegó el día más esperado para la mayoría de los madrileños porque un símbolo ha reabierto: El Rastro. Luego de largos meses de pandemia, el Ayuntamiento de Madrid dispuso un operativo para que la reconocida feria vuelva a recibir a sus clientes.

La Policía Municipal y Protección Civil regularon la entrada y salida de los madrileños que llegaron a la zona habitual del mercadillo madrileño. Sin embargo, algunos comerciantes expresaron su descontento por la desorganización de los efectivos ante la multitud de clientes. A continuación, Euronews muestra la jornada del Rastro.

Como resume El País, tras 258 días, El Rastro vuelve a presentar en sus calles los artículos y antigüedades que lo caracterizan. Pero los vendedores acusaron muchos cambios en la disposición de sus puestos habituales, así como algunos accesos fueron restringidos por el colapso de gente.

No están cumpliendo las condiciones que prometieron.

Protección Civil publicó imágenes de su intervención en el mercadillo.

Unos 150 agentes controlaron los accesos que, según la portavoz de El Rastro, señaló a El Confidencial, no fueron respetados. El Ayuntamiento de Madrid había impuesto condiciones referidas al aforo y habilitación de puestos del mercadillo, acompañados de controles complementarios con drones.

El día va flojo de compras, pero hay más gente de lo esperado.

El Rastro abrió tras una prolongada negociación entre los comerciantes y el Ayuntamiento.

El municipio habilitó a 500 vendedores y estableció el límite para 2.702 personas en el paseo de El RastroComo un comerciante apuntó a El Mundo, en los días previos a la pandemia habría recibido hasta 100.000 personas. En relación a los reclamos, Más Madrid defendió a los vendedores.

“No se sabe por dónde salir o entrar”, insisten los opositores al Ayuntamiento madrileño. Tras la extensa negociación del municipio con los vendedores del mercadillo madrileño, el día no fue el esperado. Los comerciantes podrían elevar los reclamos para que las próximas aperturas tengan un mejor desenlace.