Crisis migratoria

El ministro Marlaska mantuvo una reunión en Marruecos y brindaría 7.000 plazas para inmigrantes

El titular de Interior se refirió a las condiciones del plan de refugio.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 19:18

El Gobierno de Pedro Sánchez está tomando cartas en el asunto con la crisis migratoria de Canarias. El principal apuntado por su responsabilidad, el ministro Grande-Marlaska, tomó un vuelo rumbo a Marruecos para referirse a la problemáticas de los refugiados procedentes del continente vecino.

El titular de Interior se reunió con Abdelouafi Laftit para establecer acuerdos sobre el control de inmigrantes que arriban en condiciones precarias a nuestro país. La Moncloa tendría decidido implementar un plan de refugio de 7.000 plazas pero con lineamientos claros. A continuación, El Español comparte las declaraciones del ministro.

Protección a los más vulnerables y, evidentemente, con aquellos irregulares proceder al retorno con todas las garantías legales.

La distinción realizada por el ministro Marlaska puede relacionarse con una reciente resolución judicial que avalaría la expulsión de inmigrantes en Ceuta y Melilla. Fuera de las distancias, la jurisprudencia podría ser favorable en este principio de acuerdo con Marruecos, pues la gran mayoría de los refugiados llega en condiciones precarias.

Marlaska coincidió en la cooperación en la crisis migratoria con su par marroquí.

Como resume El Confidencial, el Gobierno pone en la mira la situación dramática de 18.000 inmigrantes que arribaron a lo largo de 2020 a Canarias rescatados por la guardia marítima de su viaje en pateras. “La pandemia ha trastocado todo”, definió el ministro Marlaska.

La cuestión migratoria no es una cuestión contingente, sino estructural.

El Gobierno organizaría un campamento de alojamiento para los refugiados a la espera de su deportación.

La Unión Europea sigue de cerca, por medio de una Agencia de cuidados a los inmigrantes, la posible entrada masiva al resto del continente. El dirigente de Interior aseguró que “la prioridad es evitar que se establezcan vías de entrada irregular a Europa”. En relación a esto, el ministro Escrivá deslizó una posibilidad que evaluaría el Gobierno.

El ministro de Seguridad Social sostiene que “el 90 % de los 18.348 inmigrantes son expulsables” por su situación irregular. Resta conocer la decisión del Gobierno de coalición, que deberá consensuar con la política integracionista de Podemos, el margen de expulsión y resguardo de los refugiados.