Partido Popular

Pablo Casado aseguró a los jóvenes del PP su compromiso contra la ley Celaá

El líder de la formación cargó contra el pasado de EH Bildu.
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 19:13

El Partido Popular está movilizado. La crisis interna del PSOE tuvo impacto en su tradicional rival político y Pablo Casado busca oportunidades políticas para atraer a propios, desencantados e incluso socialistas. En un acto para la militancia, el líder popular se refirió al presente de La Moncloa.

Los apoyos de EH Bildu a los Presupuestos Generales y la enmienda del castellano no vehicular son el punto de partida para Casado. “No vamos a permitir que se traspase esta línea”, aseguró a los jóvenes presentes en relación al respeto por las víctimas de ETA. Los populares insisten en la vinculación de los de Otegi con la organización mencionada. A continuación, El Mundo muestra parte de la comparecencia del presidente del PP.

“Los familiares no han pedido revancha”, explica el líder popular. Los problemas del pasado entre ETA y sus víctimas parecían haber quedado de lado como el franquismo. Los pronunciamientos de Bildu en favor de la organización marginaron al independentismo vasco de los Gobiernos de España.

El acercamiento de Pedro Sánchez marcó una ruptura respecto a sus antecesores. El PSOE ha optado por una posición contraria a ETA y Bildu que Casado busca aprovechar. Como informa ABC, la sede de Génova mantiene conversaciones con los dirigentes socialistas tradicionales para que se pronuncien contra el presidente.

El líder popular presentó un programa económico.

Por otro lado, el presidente del PP conversó con los jóvenes presentes en el acto sobre la ley Celaá. Desde la Comunidad de Madrid, los populares comenzaron una campaña de firmas “por la falta de consenso” generalizado, similar a la que lleva adelante un dirigente del PSOE.

En cuanto lleguemos al Gobierno derogaremos esta injusta ley.

La presidenta Ayuso es una de las presidentas populares que lideran la campaña de firmas.

Se han promulgado siete leyes educativas desde la Transición democrática, un número que demuestra los constantes cambios que realizaron los gobiernos que se alternaron. Por último, Casado respaldó el “centrismo” político de la juventud popular.

No es verdad que la juventud española sea de izquierdas.