Preocupación

En Burgos piden confinamientos voluntarios ante los 1.700 casos por cada 100.000 habitantes

El alcalde se refirió a la presión hospitalaria.
sábado, 14 de noviembre de 2020 · 10:01

La ciudad de Burgos atraviesa días difíciles. La Junta de Castilla y León pidió su confinamiento domiciliario, pero desde el Ministerio de Sanidad dieron su negativa. El alcalde y las autoridades autonómicas planean nuevas restricciones dentro del alcance del estado de alarma.

El Ayuntamiento burgalés presenta una incidencia acumulada de 1.700 casos por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. Los gobernantes pidieron una suerte de “confinamiento voluntario” a los ciudadanos pero la curva de contagios no cede.

Las autoridades seguirán evaluando nuevas medidas para la capital burgalesa.

No vemos la luz al final del túnel.

El alcalde Daniel de la Rosa dio muestras de pocas esperanzas. El revés de Salvador Illa para confinar Burgos deja con poco margen de nuevas restricciones tanto a la autonomía como el Ayuntamiento. El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, definió a estos casos como “supercontagiadores”.

Los casos diarios en Burgos son superiores a otros distritos de Castilla y León.

El Independiente realizó un informe en sintonía al término que hizo popular el político de Ciudadanos. “Existen personas supercontagiadoras, contagian a un número elevado de personas pero no se sabe por qué”, refiere una investigadora consultada. Algunas zonas de la capital burgalesa superan los 2.000 casos de incidencia.

Las zonas básicas de José Luis Santamaría y San Agustín están por encima de este umbral tan preocupante. Se encuentran así, por encima del promedio en Burgos, en momentos que las ocupaciones de camas hospitalarias ronda el 75% en algunos hospitales, como señala El País. 

El alcalde de Burgos pidió por mayores contrataciones de personal.

Podemos tener todos los respiradores del mundo, pero no hay médicos.

La referencia del alcalde del Ayuntamiento de Burgos está en línea con los reclamos de precariedad laboral por contrataciones temporales al personal sanitario. Como medida para remediar estas problemáticas, el presidente de Castilla y León anunció que los derechos laborales se mantendrán a pesar de la pandemia.