Pandemia

Entre los pedidos de confinamiento domiciliario, Fernando Simón se refirió a Burgos

Las autoridades del Ayuntamiento anunciaron nuevas medidas.
viernes, 13 de noviembre de 2020 · 02:45

Fernando Simón compareció este jueves ante los medios de comunicación para informar sobre el avance de la pandemia del coronavirus. Se refirió a los últimos datos de incidencia y también aludió a la situación sanitaria de Burgos, la capital de Castilla y León.

El confinamiento domiciliario es una medida que el Ministerio de Sanidad descartó en reiteradas ocasiones, pero que sin embargo, Castilla y León solicita para Burgos por los más de 900 casos por 100.000 habitantes. Simón admitió que la situación es insostenible. A continuación, El Mundo resume parte de su comparecencia. 

Burgos está en una situación complicada.

El Diario.es resalta que según las estimaciones de la Junta de Castilla y León, la capital burgalesa puede alcanzar hasta 1.800 casos de incidencia si la gestión sanitaria no da un viraje. La incidencia alta es común a los municipios pequeños, pero en este caso se trata de una ciudad con 175.000 habitantes.

El Ayuntamiento de Burgos informó nuevas medidas.

Las autoridades autonómicas estarían preparando nuevas medidas para Burgos. El confinamiento domiciliario no sería posible por el actual decreto del Gobierno, aunque la semana pasada El Confidencial aseguraba que La Moncloa daría luz verde a estos confinamientos en casos concretos.

“Aún hay cifras muy por encima de los objetivos al estar aún en umbrales de riesgo alto”, remarcaba el epidemiólogo del Gobierno. La incidencia en la autonomía de Fernández Mañueco está en torno a los 913 casos por 100.000 habitantes, estadística al alza por la situación de la capital burgalesa.  

El vicepresidente autonómico expresó su preocupación por la evolución de casos.

Las medidas son universales en la Comunidad pero puede que en Burgos haya algo que tenga que ver con la estructura de vida social o con supercontagiadores.

El vicepresidente Francisco Igea admite su desconcierto por los niveles de contagios en el municipio de Burgos. Por su parte, el alcalde sostiene que la presión hospitalaria es notable en los últimos días, según El País. Hasta el momento solicitan a la gente “confinamientos voluntarios”.