Política

A cuatro días de la moción de censura de Vox, Pablo Casado define el voto del PP

El presidente de los populares sondea entre los altos cargos del partido la decisión a tomar.
domingo, 18 de octubre de 2020 · 10:01

Pablo Casado enfrentará esta semana la encrucijada que le plantea la moción de censura presentada por Vox, y ya ha entrado en la cuenta regresiva para definir la estrategia que esgrimirá el Partido Popular en el debate y en la votación.

El presidente popular, de momento, se encuentra intentando una maniobra: para evitar una escenario donde se vea bajo la presión del partido de Abascal y de los actores políticos más radicalizados, ha puesto un manto de suspenso sobre la postura que tomará el partido, tratando de que el uso de la intriga lo presente controlando la situación. 

Los miembros de Vox el día que se registró la moción de censura.

Por esta razón, en la bancada del PP en el Congreso aún no tienen claro cuál será la orientación del voto ante la moción, y muchas apuestan a que Casado lo mantendrá en secreto hasta el final del debate parlamentario. 

Si bien todo el arco político da por descontado que los populares no apoyarán la iniciativa del partido de Abascal, el líder de la calle Génova mantiene la incertidumbre entre dos opciones: el voto negativo o la abstención.

Los miembros del Partido Popular.

El dirigente a cargo de la dirección del Partido Popular viene llevando rondas de consultas y sondeos con altos cargos de la formación conservadora, y con ex figuras políticas que tienen aún ascendencia en el ámbito interno. 

El líder de la oposición española coincide con los sectores de su partido que señalan a la moción de Vox como un “circo”, ya que no hay margen para que no resulte fallida, e interpretan la jugada de Abascal más como una acción de desafío sobre el espacio ocupado por el PP que como una arremetida que horade a Sánchez

Casado junto al expresidente José María Aznar.

En base a este panorama, la máxima figura del PP enfoca el accionar de la bancada en el debate sobre la iniciativa, donde se propone disputar con Vox el favor del electorado para que el protagonismo de los ultra no pase por encima al principal partido opositor. Resta saber si Casado lo hará con una estrategia ofensiva o defensiva. 

El número uno del partido ha logrado detectar entre los máximos dirigentes las diferentes posturas. Ha quedado relegada una pequeña minoría que insta a apoyar y acompañar a Vox en la derrota -los votos del PP no alcanzan para la aprobación. Y mientras un sector aboga por abstenerse, el ex presidente José María Aznar ha afirmado que lo correcto es “sin ninguna duda, votar que no”. 

Otras Noticias