Comunidad de Madrid

Ayuso cruzó a su socio Aguado por su opinión de la pandemia

La coalición del PP y Ciudadanos presentó un nuevo entredicho público.
domingo, 18 de octubre de 2020 · 16:54

La Comunidad de Madrid afronta un presente difícil no solo en lo sanitario, sino también en lo político. La coalición en la autonomía del Partido Popular y Ciudadanos presentó diferencias en un domingo nada calmo. Isabel Díaz Ayuso contestó a su par Ignacio Aguado.

El vicepresidente Aguado fue entrevistado por El País y consideró necesario un “parón” de hasta tres semanas en la región para que la curva de casos baje. En su respuesta, Ayuso le pidió cautela puesto que “no se puede rematar la economía”. Ante las intervenciones de La Moncloa, la presidenta popular ha pedido siempre que la actividad económica no se frene por la pandemia.

El cierre de la autonomía puede costar más de 5.000 millones de euros, según las estimaciones de expertos en diversos medios, ya que concentra el 19% del PIB español. En su intervención de este día, Ayuso describió “un hundimiento” económico de Madrid por la pandemia.

“Pandemia o economía” ha sido el dilema que tuvieron los presidentes autonómicos del PP contra Sánchez en la primera ola de casos. En los últimos meses, el líder socialista alternó un rol entre permisivo e interventor (principalmente en Madrid). La presidenta madrileña mantiene su opción por la economía, mientras Aguado (tildado de “traidor") dio un viraje.

Las decisiones sobre la gestión sanitaria han divivido a la presidenta Ayuso y Aguado.

La interna madrileña entre el PP y Ciudadanos sale a flote nuevamente con declaraciones y desmentidas públicas, en medio de entredichos de las mismas formaciones por la memoria histórica de Largo Caballero. Aguado habría fijado la linea de incidencia de 25 casos cada 100.000 habitantes, y Ayuso lo cruzó.

El objetivo es que no haya contagios, no 25, que no haya.

La presidenta madrileña homenajeó a las víctimas de la pandemia.

El futuro de la Comunidad de Madrid se decidirá esta semana: el estado de alarma puede prorrogarse o no, y la decisión de la líder popular parece no importar. La presidenta popular, a fin de cuentas, tomó distancia de lo dicho anteriormente y procuró corregir a su socio político. 

Lo que ha expresado es que hay que bajar la curva como marca la UE.

Otras Noticias