Política

Las maniobra del PP detrás del llamado de atención de Bruselas al Gobierno

Casado oculta su responsabilidad en el bloqueo de la renovación del poder judicial.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 11:30

Pablo Casado ha aprovechado su viaje a Bruselas para asistir a la cumbre del Partido Popular Europeo, para continuar con su estrategia de desprestigio del Gobierno ante la UE, a como dé lugar y sin importar el costo.

En esta ocasión, Casado ha llegado a la capital belga con el objetivo de  ganar aliados que eviten la reforma legal que han propuesto los partidos del Gobierno de coalición para renovar el CGPJ, sin tener que depender de su partido, que es el que mantiene el bloqueo sobre dicha renovación.

Después de las reuniones que mantuvo con la presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula Von Der Layen y con el comisario de Justicia europeo, Didier Reynders, el presidente popular reiteró que el Gobierno de Sánchez busca "atacar la separación de poderes", "la independencia judicial" y, "en definitiva, debilitar la democracia española".

La reforma legal que propuso el Gobierno, y que ya fue presentada en el Congreso, ha generado críticas y resquemores en las agrupaciones políticas por diferentes razones, y la Comisión Europea ha manifestado sus dudas y señalado que podría violar las normas comunitarias, y a esto ultimo apunta el lobby que está haciendo el líder de la calle Génova.

 

El jefe de los populares que ya ha lanzado a asegurar que la decisión del Ejecutivo pone en riesgo la llegada de los fondos europeos a España, también se ha centrado en equiparar la reforma propuesta por el Gobierno a las razones por las que la UE le exige a Polonia y Hungría reformas institucionales y democráticas.

Sin embargo, Casado parece olvidarse, o prefiere dejar pasar de largo que en las votaciones europeas el PP votó en contra de la independencia judicial en Polonia, y  se abstuvo en la votación para sancionar a Hungría por el incumplimiento de las reglas democráticas.

Ese doble rasero del Partido Popular y de su presidente, vuelve a hacer eco en los representantes de las formaciones políticas españolas en Europa y en los medios que no han tardado en señalar  al líder la oposición que esa estrategia no le hace daño al Gobierno sino al país.

Algunos le han calificado de manejarse con una doble moral, otros les dicen que Casado está haciendo el ridículo en Europa, y otros les hacen ver la deslealtad a los intereses del país, en relación a los fondos europeos.

Otras Noticias