Cataluña

La indignación de la restauración catalana por la medida del Govern

El gremio del sector impugnará las restricciones ante la justicia.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 13:29

Las medidas anunciadas ayer por la Generalitat que afectan a los bares y restaurantes de Catalunya han provocado indignación en este sector, que ha reaccionado inmediatamente después de manera categórica.

El cierre obligado durante quince días y la limitación del aforo al 30% de las tiendas, han dejado de nuevo al sector de la restauración en shock, ya que ha sido imposible levantar cabeza después del parón total que representó el estado de alarma y los resultados de un verano atípico.

En ese sentido, varias entidades, entre las que se encuentra el Gremi de Restauració de Barcelona, que ha recibido el apoyo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han advertido que recurrirán ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya para intentar frenar estas nuevas restricciones.

Antes de tomar una medida drástica de cierre de la actividad de la restauración, una medida que perjudica todavía más a la viabilidad económica de miles de familias, y antes de hundir la ciudad de Barcelona, se han de encontrar alternativas. 

Algunos de los resturadores congregados ayer frente de Palau.

Antes del anuncio del Govern, se había mantenido una  reunión “tensa” con los representantes del sector y posteriormente casi 200 restauradores convocados de manera espontánea por las redes sociales, se juntaron en frente de Palau.

La Confederació Empresarial d’Hostaleria i Restauració de Catalunya también alertó sobre las  consecuencias de este nuevo parón que empeorará “la ya extremadamente delicada situación de los sectores de la industria turística y la restauración”.

Tuit de la patronal Pimec.

Según los resultados de una encuesta realizada por la patronal Pimec, la facturación del sector cayó entre un 50% y 70%  y un 25% de los establecimientos hosteleros está atravesando una situación de extrema gravedad que implicaría su probable cierre definitivo antes de que finalice el año, por lo que piden que las medidas sean más graduales.

Este sector está en el primer lugar de los ERTE junto al de turismo. Las deudas que muchos de los pequeños y medianos empresarios tomaron para intentar tener liquidez, se tendrán que empezar a pagar a partir del próximo año y mantienen los costos fijos, por lo que se sienten hundidos.

Otras Noticias