País Vasco

Tras su polémica salida a Bilbao, la casa de Isabel Celaá amanece pintada

Formaciones oficialistas y opositoras repudiaron el hecho.
lunes, 12 de octubre de 2020 · 04:00

La declaración del estado de alarma en Madrid se realizó este viernes, una vez concluida la reunión del presidente Pedro Sánchez con el Consejo de Ministros. Luego del trascendental anuncio, Isabel Celaá (Educación) tomó un avión a minutos del estado de alarma y fue repudiada en redes sociales.

La ministra de Educación oriunda de Vizcaya viajó rumbo al País Vasco, pues su equipo precisó que tenía problemas de salud. Este domingo su morada amaneció con pintadas descalificatorias y con el pedido por su dimisión.  El oficialismo y algunas formaciones opositoras se solidarizaron.

Celaá regresó a Madrid.

Queremos trasladar a Isabel Celaá nuestro cariño y respaldo y advertir a los intolerantes de que no van a conseguir el objetivo último que persiguen.

Las redes sociales presionaron durante todo el viernes por su viaje. Reprocharon la habilitación prematura del estado de alarma, y la movilidad que Celaá pudo tener en su “condición de ministra”. De momento, volvió a Madrid para festejar el Día de la Hispanidad.

El socialismo vasco se solidarizó con la ministra Celaá.

Los allegados a la titular de Educación afirmaron a El Confidencial que el hecho puede tener conexión con una protesta del mismo tenor hace unos meses. Más allá de los apuntados, máximos dirigentes como el alcalde madrileño Almeida y diputados de Vox reavivaron el enfado de los usuarios.

Es el método de la ultraderecha en Euskadi.

La formación naranja también repudió el hecho en su cuenta de Twitter.

El socialismo vasco expresó su repudio a lo sufrido por la ministra Celaá: “Las reglas de la democracia no admiten comportamientos de este tipo”. Según Europa Press, las autoridades de Vizcaya están realizando labores de limpieza sobre la fachada pintada.

Ciudadanos también se pronunció sobre el lamentable hecho, tal como ocurrió en los episodios de igual magnitud a la familia de Iglesias y Montero en sus vacaciones de verano en Asturias. La ministra socialista está en Madrid, donde puede que se pronuncie sobre el hecho o continúe su agenda de educación: según ella, el 99% de las aulas funcionan bien.